Parroquia San Manuel y San Benito

PP AGUSTINOS

RyC

 Matrimonio

Arte Religioso Centenario Coro CUARESMA El Rosario Enlaces Fotos Fraternidad Guía Biblia Guía Salud Guía Biblia Horarios INFORMA JMJ 2011 NOTICIAS Oración Jubileo R y C Sacramentos Semana Int. Organo Sugerencias TOMA Y LEE TRIDUO

Actualizado Semanalmente: NOTICIAS & TOMA Y LEE

Envía tu email a samasabe@agustinos-es.org

* CENTENARIO DE LA INAUGURACIÓN DE NUESTRA IGLESIA DE SAN MANUEL Y SAN BENITO. Este próximo curso 2010-2011 celebraremos los 100 años de apertura de nuestra iglesia agustiniana en el seno del Barrio de Salamanca. Si ud. posee algún material fotográfico o cualquiera otra aportación útil que nos pueda realizar, le rogamos nos lo haga llegar a la sacristía parroquial. ¡Muchas gracias! A la izquierda puede ver el logotipo elegido para el Aniversario de nuestra iglesia.

 

MATRIMONIO

wpe14.jpg (15969 bytes)

Por el Sacramento del Matrimonio Dios llama a los esposos cristianos a participar y manifestar el misterio de unión y amor fecundo de Cristo y de su Iglesia. La decisión libre y espontánea de los esposos cristianos es respuesta en la fe a esta llamada de Dios (Orientaciones doctrinales y pastorales para la celebración del Matrimonio, 1).

El Rito del Matrimonio está concebido para los contrayentes, que de verdad entienden y viven la significación y realidad de las nupcias cristianas. Solamente en un clima de fe se puede entender que los esposos cristianos son llamados a ser signo del misterio de unidad y amor fecundo entre Cristo y la Iglesia y a participar en el mismo. Y solamente con una viva conciencia de Iglesia los contrayentes irán ante la asamblea a hacer pública manifestación de su amor para vivirlo «en el Señor» (Ritual del Matrimonio, n. 92) y a comprometerse a «recibir de Dios responsable y amorosamente los hijos, y a educarlos según la ley de Cristo y de su Iglesia» (Ritual del Matrimonio, n. 93).

Rito de entrada

Hermanos: nos hemos reunido aquí para celebrar la unión sagrada de N. y N. Bienvenidos seáis todos, familiares y amigos. Nuestra reunión no es sólo un acto de sociedad, es reunión de la Iglesia de Cristo, presente aquí; por eso nuestra alegría es la alegría de la Iglesia. Vamos a escuchar la Palabra de Dios, que de un modo eficaz y misterioso se realizará en el sacramento de matrimonio. Participemos en esta celebración unidos en la plegaria por los nuevos esposos.

Liturgia de la Palabra

Primera lectura (Cant 2,8-10.14.16a; 8,6-7a)

Lectura del Cantar de los cantares

La voz de mi Amado. Mirad: ya viene, saltando por los montes, brincando por las colinas; mi Amado es una gacela, es como un cervatillo. Mirad: se ha parado detrás de mi tapia; atisba por las ventanas, observa por las rejas. Mi Amado me habla así: «Levántate, Amada mía, hermosa mía, ven a mí. Paloma mía que anidas en los huecos de la peña, en las grietas del barranco, déjame ver tu figura». Mi amado es para mí y yo para él. Ponme como sello sobre tu corazón, como un sello en tu brazo. Porque el amor es fuerte como la muerte; el celo, obstinado como el infierno. Sus saetas son saetas de fuego. Las grandes aguas no pueden apagar el amor ni los ríos arrastrarlo.

Salmo responsorial (Sal 32,12-22)

La misericordia del Señor llena la tierra

Segunda lectura (1 Cor 12,31-13,8a)

Lectura de la primera carta del Apóstol San Pablo a los Corintios

Hermanos: Ambicionad los carismas mejores. Y aún os voy a mostrar un camino mejor.

Ya podría yo hablar las lenguas de los hombres y de los ángeles; si no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o unos platillos que aturden. Ya podría tener el don de predicación y conocer todos los secretos y todo el saber; podría tener una fe como para mover montañas; si no tengo amor, no soy nada. Podría repartir en limosnas todo lo que tengo y aun dejarme quemar vivo; si no tengo amor, de nada me sirve.

El amor es comprensivo, el amor es servicial y no tiene envidia; el amor no presume ni se engríe; no es mal educado ni egoísta; no se irrita, no lleva cuentas del mal; no se alegra de la injusticia, sino que goza con la verdad. Disculpa sin límites, cree sin límites, espera sin límites, aguanta sin límites.

El amor no pasa nunca.

Evangelio (Mt 7,21.24-29)

Lectura del santo Evangelio según San Mateo

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: No todo el que me dice «¡Señor, Señor!» entrará en el Reino de los cielos, sino el que cumple la voluntad de mi Padre que está en el cielo.

El que escucha estas palabras mías y las pone en práctica se parece a aquel hombre prudente que edificó su casa sobre roca. Cayó la lluvia, se salieron los ríos, soplaron los vientos y descargaron contra la casa; pero no se hundió porque estaba cimentada sobre roca.

El que escucha estas palabras mías y no las pone en práctica se parece a aquel hombre necio que edificó su casa sobre arena. Cayó la lluvia, se salieron los ríos, soplaron los vientos y rompieron contra la casa; y se hundió totalmente.

Al terminar Jesús este discurso, la gente estaba admirada de su enseñanza, porque les enseñaba con autoridad y no como los letrados.

 Rito del Matrimonio

Habéis venido aquí, hermanos, para que Dios garantice con su sello vuestro amor, ante el pueblo de Dios aquí congregado y presidido por su ministro. Un día fuisteis consagrados en el bautismo; hoy, con un nuevo sacramento, Cristo va a bendecir vuestro amor, y os enriquecerá y dará fuerza, para que os guardéis siempre mutua fidelidad y podáis cumplir con vuestra misión de casados. Por tanto, ante esta asamblea, os pregunto sobre vuestra intención.


Escrutinio

- N. y N., ¿venís a contraer matrimonio sin ser coaccionados, libre y voluntariamente?

* Sí, venimos libremente.

- ¿Estáis decididos a amaros y respetaros mutuamente durante toda la vida?

* Sí, estamos decididos.

- ¿Estáis dispuestos a recibir de Dios responsable y amorosamente los hijos, y a educarlos según la ley de Cristo y de su Iglesia?

* Sí , estamos dispuestos.

Consentimiento

Así, pues, ya que queréis contraer santo matrimonio, unid vuestras manos, y manifestad vuestro consentimiento ante Dios y su Iglesia.

(los esposos unen su mano derecha y dicen)

(novio)

Yo, N.,

te recibo a ti, N. como esposa

y me entrego a ti,

y prometo serte fiel en la prosperidad y en la adversidad,

en la salud y en la enfermedad,

todos los días de mi vida.

****

(novia)

Yo, N.,

te recibo a ti, N.,

como esposo y me entrego a ti,

y prometo serte fiel en la prosperidad y en la adversidad,

en la salud y en la enfermedad,

todos los días de mi vida.

Aclamación de la asamblea

Proclamemos la bondad de Dios para con estos hijos suyos.

Bendito sea Dios, que les ha unido.

Bendición y entrega de los anillos

El Señor bendiga estos anillos que vais a entregaros el uno al otro en señal de amor y de fidelidad.

(esposo)

N., recibe esta alianza,

en señal de mi amor y fidelidad a ti.

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

****

(esposa)

N., recibe esta alianza,

en señal de mi amor y fidelidad a ti.

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Bendición y entrega de las arras

Bendice, Señor, estas arras, que N. y N. se entregan, y derrama sobre ellos la abundancia de tus bienes.

(esposo)

N., recibe estas arras,

como prenda de la bendición de Dios

y signo de los bienes que vamos a compartir.

****

(esposa)

N., recibe estas arras,

como prenda de la bendición de Dios

y signo de los bienes que vamos a compartir.

Oración de los fieles

Oremos, hermanos, por las necesidades de la Iglesia y de todo el mundo, y encomendemos especialmente a nuestros hermanos N. y N., que acaban de celebrar con gozo su matrimonio.

* Por N. y N., para que su mutuo amor sea testimonio del amor de Cristo a su Iglesia. Roguemos al Señor.

* Para que el Sacramento del Matrimonio que han celebrado sea para ellos una fuente de riqueza espiritual y humana, y colaboren junto en la edificación de un mundo mejor. Roguemos al Señor.

* Para que Dios les conceda salud y felicidad, y apoyados en Él hagan de su casa un hogar acogedor, sereno y alegre. Roguemos al Señor.

* Para que Dios les haga padres responsables y sepan ser los primeros educadores en la fe de sus hijos. Roguemos al Señor.

* Para que superando todo egoísmo procuren cada uno el bien del otro, traten de comprenderse en los momentos difíciles y sepan perdonarse y pedir perdón. Roguemos al Señor.

* Por los miembros de nuestras familias que han muerto en la esperanza de la resurrección, para que felices en el Señor compartan nuestra alegría. Roguemos al Señor.

Escucha, Padre de bondad, nuestra oración y concede a tus siervos, que confían en ti, conseguir los dones de tu gracia, conservar el amor en la unidad y llegar con su descendencia, después de esta vida, al reino eterno. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

 Liturgia Eucarística

(si el matrimonio se celebra dentro de la misa)


Bendición sobre los esposos

Hermanos, roguemos al Señor

que derrame su bendición

sobre esta hija suya,

en la que el sacramento del matrimonio

alcanza particular significación;

porque ella es la tierra fecunda,

la imagen de la Iglesia unida a Cristo,

pidamos que estos dos hermanos nuestros,

unidos en santa alianza,

perseveren en el amor.

Oh, Dios, que con tu poder creaste todo de la nada,

y, desde el comienzo de la creación,

hiciste al hombre a tu imagen

y le diste la ayuda inseparable de la mujer,

de modo que ya no fuesen dos, sino una sola carne,

enseñándonos que nunca será lícito separar

lo que quisiste fuera una sola cosa.

Oh Dios, que al consagrar la unión conyugal

le diste un significado tan grande,

que en ella prefiguraste

la unión de Cristo con la Iglesia.

Oh Dios, que unes la mujer al varón

y otorgas a esta unión,

establecida desde el principio,

aquella bendición que nunca fue abolida

ni por la pena del pecado original,

ni por el castigo del diluvio.

Mira con bondad a tu hija N.,

que, unida en matrimonio,

pide tu protección.

Abunde en ella el amor y la paz,

y siga siempre los ejemplos de las santas mujeres,

cuyas alabanzas canta la Escritura.

Confíe en ella el corazón de N., su esposo,

y, teniéndola por digna compañera

y coheredera de la gracia de la vida,

la respete y la ame siempre

como Cristo ama a su Iglesia.

También, Señor, te suplicamos

por estos hijos tuyos:

que permanezcan en la fe

y amen tus preceptos;

que, unidos en matrimonio,

sean ejemplo por la integridad de sus costumbres;

y, fortalecidos con el poder del Evangelio,

manifiesten a todos el testimonio de Cristo.

Que su unión sea fecunda,

sean padres de probada virtud,

vean ambos los hijos de sus hijos

y, después de una feliz ancianidad,

lleguen a la vida de los bienaventurados

en el reino celestial.

Por Jesucristo nuestros Señor.

Amén.


Rito de conclusión

Oración de los esposos

Señor,

haz de nuestro hogar un sitio de tu amor.

Que no haya injuria, porque tú nos das comprensión.

Que no haya amargura, porque tú nos bendices.

Que no haya egoísmo, porque tú nos alientas.

Que no haya rencor, porque tú nos das el perdón.

Que no haya abandono, porque tú estás con nosotros.

Que sepamos marchar hacia ti en nuestro diario vivir.

Que cada mañana amanezca un día más de entrega y sacrificio.

Que cada noche nos encuentre con más amor de esposos.

Haz, Señor, de nuestras vidas que quisiste unir una página llena de ti.

Haz, Señor, de nuestros hijos lo que tú anhelas:

ayúdanos a educarles y orientarles por tu camino.

Que nos esforcemos en el consuelo mutuo.

Que hagamos del amor un motivo para amarte más.

Que demos lo mejor de nosotros mismos para ser felices en el hogar.

Que cuando amanezca el gran día de ir a tu encuentro

nos concedas hallarnos unidos para siempre en ti.

Amén.

 

 

 

 

 

 

Para ver imagen en alta resolución pincha aquí

Arte Religioso Centenario Coro CUARESMA El Rosario Enlaces Fotos Fraternidad Guía Biblia Guía Salud Guía Biblia Horarios INFORMA JMJ 2011 NOTICIAS Oración Jubileo R y C Sacramentos Semana Int. Organo Sugerencias TOMA Y LEE TRIDUO

<-- ^ -->

PRESENTACIÓN Y DISTRIBUCIÓN DEL LIBRO SOBRE LA VIDA DE SANTA MONICA: “Santa Mónica. El poder de la oración”.   PRESENTACIÓN Y DISTRIBUCIÓN DEL LIBRO SOBRE LA VIDA DE SAN AGUSTÍN: “San Agustín. Pasión por la vida”. Biografía del Santo de Hipona editada por la parroquia. Disponible desde este próximo martes 13 de noviembre –aniversario del nacimiento de San Agustín-. Puede adquirirse por 3 euros. ¡San Agustín tiene mucho que decirte!

ALFA Y OMEGA

Archidiócesis de Madrid

Parroquia San Manuel y San Benito / PP. Agustinos / C)Alcalá, 83 y C)Columela, 12 - 28001 MADRID
Tlf:
914357682; 915756006 y 915756005. Fax: 914357691.

Revisado: 11.02.2011 23:06 -0500

www.jeaf.com/samasabe

samasabe@agustinos-es.org

Web Site Creado por
JEAF Multimedia
Septiembre 1997